Prototyping

Esta metodología es sumamente útil reducir la distancia entre expectativas del usuario y entregable a recibir, así como para clarificar requerimientos que la solución debe tener.

La idea básica es que en lugar de levantar los requisitos en su totalidad y realizar el diseño completo de la solución para luego proceder a programar, lo que se hace en este caso es construir un modelo preliminar con la información que se dispone al momento.

Mediante el uso de este prototipo, el cliente puede obtener una "sensación real" del sistema, ya que las interacciones con el mismo permiten al cliente visualizar el modo de trabajo propuesto y describir mejor los requisitos del sistema deseado.

GBC aplica esta metodología en algunos proyectos complejos durante la etapa de especificación de requerimientos, si es que el proyecto no prevé desarrollarse vía AGILE.